Panamá
La resiliencia, la mejor técnica contra el bullying

La resiliencia, la mejor técnica contra el bullying

4
1290
1
Chicas

Desde que el mundo es mundo, la humanidad vive en medio de situaciones difíciles, enfrentando adversidades de diferentes proporciones y muchas de ellas no son predecibles, por eso aunque todos soñamos con un mundo mágico lleno de paz y amor, sabemos que cada día trae consigo su propio obstáculo por superar.

¿Cómo se logran superar los obstáculos de cada día? Con resiliencia, “la capacidad de adaptarse bien a la adversidad, el trauma, la tragedia, las amenazas o incluso fuentes importantes de estrés.”

Las personas exitosas tienen al igual que todos muchas situaciones difíciles pero logran ver la vida con la dosis de positivismo y realidad necesarios para sobreponerse a todo. ¡Ojo! no es un ‘superpoder’ pero casi; el resiliente sufre, se afecta y cuestiona al igual que todos, pero se sobrepone, se convence de que debe seguir y superar todo.

Se vale equivocarse y fracasar, las cosas se llaman por su nombre y si tienes un fracaso no lo disimules de ti mismo, solo asúmelo y entiende que las personas cometemos errores, que de ellos se aprende y que tu deber no es ser perfecto, sino recuperarte de cada situación. También fomenta esa forma de pensar en tus hijos y todos los que te rodean.

Promueve la responsabilidad, asume y delega funciones a tus amigos, compañeros e hijos; no es correcto hacer todo por otro, le quitas la oportunidad de desafiar sus límites. Asume tus responsabilidades en función de soluciones y hacer las cosas bien, no busques el camino “fácil” y no te vueles las normas así te toque perder.

La empatía, es la clave para la solución de conflictos, poder entender, comprender, valorar al otro más allá de si estamos o no de acuerdo con sus acciones, entender que su perspectiva es válida así no coincida con la nuestra.

Predica con el ejemplo, para fortalecer la resiliencia en otros, nada mejor que mostrar con nuestros actos, comentarios, opiniones y decisiones en todo.

Amor propio, cuidar de nuestra salud, nuestra presencia, los hábitos de vida deben reflejar amor por ti mismo para que seas percibido como un ser valioso. “Si no te valoras, no esperes ser valorado”.

Evita la autocompasión, amarte no significa justificarte para aparentar estar bien, si tus acciones no son las adecuadas para tus metas de vida, cámbialas sin aferrarte a las excusas.

La resiliencia, como cualquier otra virtud, es la consecuencia de un modelo de vida, de valores y voluntad, no creas que cae del cielo ser así.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú